Prospectos para el Comercio y Desarrollo Económico México- California.

JIM MACLELLAN

 

 

El primero de enero de 2014 se cumplirá el vigésimo segundo aniversario de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y es este un buen momento para reflexionar sobre el progreso que hemos logrado y para, a la vez, mirar hacia el futuro y proyectar las nuevas oportunidades que aún pueden abrirse en este mercado multinacional.

México es uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos y en especial de California. En el 2012, el distrito aduanal de Los Ángeles, el cual incluye los puertos de Los Ángeles, Long Beach y el aeropuerto LAX, manejó $2.17 billones en cargamentos bilaterales con México. El distrito aduanal de San Diego manejó $48.7 billones en transacciones comerciales con México. Por ende, la actividad total para California del Sur es de aproximadamente $51.4 billones de dólares.

En los puertos de Los Ángeles y Long Beach la conexión de comercio con México es más fácilmente medible, no tanto a través del transporte de mercancías en contenedores, sino por medio de la cuantificación del uso de los servicios de cruceros para pasajeros a Ensenada, Cabo San Lucas, y otros destinos vacacionales en la costa Oeste de México. Este negocio turístico tiene un muy alto efecto multiplicador en términos del beneficio económico para las comunidades locales que se encuentran alrededor de los puertos intermedios. Por ejemplo, si un visitante gasta $150 en su visita local a los destinos mencionados en comidas, recuerdos y otros artículos, esta actividad puede arrojar la cantidad total de $75 millones de dólares en derrama económica directa, calculando con base en un aproximado de viajantes de crucero de 500 000 por año. Visto lo anterior, es prioritario conseguir la colaboración entre las partes interesadas en México y California para contribuir en campañas de mercadotecnia a largo plazo que permitan revivir este sector tan importante, pues esto reportaría muchos beneficios para todos los puertos participantes y para los destinos en el Sur de California y México. Baja California sería el mayor beneficiario.  

La razón por la que los contenedores marinos no son tan prominentes en el comercio entre Los Ángeles y México es porque la mayoría del comercio entre México y California viaja de ida y vuelta por vía terrestre (se recibe solamente alrededor del 1% por vía marina). Hay más tráfico del que se muestra estadísticamente porque muchos contenedores llegan a California desde Asia y luego son transportados por tierra hacia el área maquiladora al sur de la frontera. Sin embargo, estas estadísticas de comercio con México son registradas con los puntos fronterizos de cruce terrestre en lugar de los marinos, así que en realidad, California es un importante puerto de transbordo hacia Baja California. Este mismo principio aplica para el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX).

Algunos productos sí se han comercializado constantemente por vía marítima entre Baja California y California, por ejemplo:

  1. Sal (de Morton)

  2. Yeso (para materiales de construcción)

  3. Arena y grava (para proyectos de construcción)

  4. Losas de acero provenientes de Lázaro Cárdenas (enviado por ferrocarril al taller de laminación de California Steel Industries  en Fontana, CA)

  5. Cemento (solía  ser un producto de mayor importación, pero no ha tomado su lugar en años recientes debido a lo complejo de la fijación de los precios)

Dado el crecimiento gradual en los costos laborales a lo largo de las áreas costeras industrializadas de China, un desarrollo interesante ha ocurrido: en algunos casos y en ciertos sectores, los costos de manufactura en México se han vuelto más competitivos con relación a algunas áreas costeras de China.

Debido a la experiencia e infraestructura adquirida a través del desarrollo del sector de maquila, así como a las políticas progresistas sobre la educación en Baja California,  ahora hay un mayor número de instalaciones que pueden satisfacer las necesidades de los exportadores asiáticos e importadores estadounidenses.

Estas instalaciones ubicadas a lo largo de la frontera de California del Sur tienen muchos beneficios: son capaces de responder rápidamente a los pedidos de los Estados Unidos y sin tiempos prolongados de transporte y demoras de inventario, pedidos pequeños pueden ser colocados, los cambios se pueden hacer más ágilmente, hay muchos servicios de valor agregado y hay una fuerza de trabajo hábil. De igual manera, las instalaciones están cerca del puerto complejo número uno en los Estados Unidos con 13 líneas de transporte, compitiendo por el negocio con más de 45 embarques por semana a los países de la Costa del Pacifico. Hay oportunidades ilimitadas de importación y exportación a la variedad posible más amplia de puertos de origen y destino. Sumado a eso, está la grandísima capacidad internacional de levantamiento de carga aérea ofrecida por el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, que proporciona proximidad y hace más  fácil la transferencia entre carga aérea y marítima. Además, plataformas de ferrocarril de primera clase cerca de nuestros puertos marítimos ofrecen unidades de tren rápidas a más de 12 mercados domésticos clave a través de los Estados Unidos, incluyendo el medio oeste, el sudeste y el noreste.

Hay billones de dólares de servicios y bienes que la parte sur de California proporciona a este creciente sector manufacturero de Baja California.

La conclusión es que el sur de California y Baja California, juntos, constituyen una mega región económica, con oportunidades inigualables y con el potencial necesario para convertirse en la plataforma económica más poderosa en la Costa del Oeste de las Américas. Desde esa plataforma única, podemos incrementar nuestras posibilidades comerciales y manufactureras a través de todos los países de la Costa del Pacífico.

En 2012 los Estados Unidos concluyeron Tratados de Libre Comercio con Colombia y Panamá, así como con Corea del Sur. Los acuerdos de América Latina establecen una conexión vertical de acuerdos de comercio que tienen un alcance a lo largo de toda la Costa Oeste de las Américas, desde el TLC en el Norte al CAFTA en América Central, hasta la costa del Antártico (con la única excepción de Ecuador). Este es un desarrollo inédito y nuestra Mega Región es estratégicamente colocada en esta línea como el pivote clave en el comercio y cargas con Asia y Oceanía. Además, ahora hemos mejorado la competitividad manufacturera.

Si pudiéramos desear una mayor mejora, se ubicaría en el flujo de cargamentos seguros a través de nuestra frontera. Debemos unirnos para solicitar incrementos al financiamiento para tecnología, personal e instalaciones para que nuestro verdadero potencial económico sea conseguido. Hay algunas estimaciones acerca de la sanción comercial que estamos pagando por esta ineficiencia del flujo de cargamentos seguros que puede exceder los $14 billones. En este momento, cuando el desempleo en el Sur de California sigue siendo relativamente alto comparado al resto de la nación, esta iniciativa de política debe constituir una prioridad de alto nivel, ya que proporcionaría un alivio económico inmediato y oportunidades laborales para ambos, Baja California y el Sur de California.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El Turismo como Sector Estratégico y de Impulso al Comercio Exterior de México

1/10
Please reload

síguenos
FONDO E26-02.png

¡Ya disponible

nuestra Edición 26!

  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

© 2019 Trade Law & Custom Magazine

¡Suscríbete a nuestra lista de contactos
y no te pierdas ninguna edición!