anexo 31, un nuevo reto para las IMMEX en 2015

 

Lic, Yadira donghu

2015

 

Recientemente hemos venido experimentando una serie de cambios en las disposiciones que regulan las obligaciones a cargo de las empresas IMMEX, y prueba de ello fue la denominada Certificación en Materia de IVA e IEPS, la cual representó diversos retos en la industria maquiladora, pues aquellas que decidieron ingresar solicitud pusieron a prueba sus controles internos tanto documentales como sistemáticos. Sin embargo, es sabido que la mayoría de las empresas no se arriesgaron inicialmente debido a la inseguridad de tales controles, o bien, simplemente no pasaron esa prueba, no obstante sabemos que se está retomando el proceso de intentar obtener la Certificación y poder iniciar el 2015 con el ansiado beneficio del no pago del IVA. ¿Pero que más hay para aquellas que lograron obtener dicha Certificación?

 

Las obligaciones para quienes obtuvieron la Certificación IVA e IEPS
Primeramente es importante recordar que las disposiciones que inicialmente regularon el proceso para obtener la Certificación IVA e IEPS establecieron obligaciones a cargo de las empresas, que aparentaron ser pocas y nada complicadas, ya que se trataba de información y documentos que cada empresa se suponía debía tener. Sin embargo, específicamente las que se relacionaban con la operación de Comercio Exterior siempre estuvieron muy ambiguas y demasiados abiertas para posteriormente ser ampliadas por la propia Autoridad, situación que se fue confirmando al publicarse como obligación por parte de quienes obtuvieran la Certificación, el de transmitir sus operaciones conforme a los lineamientos que al efecto emitiera el Servicito de Administración Tributaria, es decir, las obligaciones y los requisitos que se cumplieron para lograr una resolución que otorgara la Certificación en materia de IVA  sólo formaron parte de una primera etapa, ya que las mismas disposiciones dejaban entrever  la futura existencia de obligaciones “complementarias”. 


La obligación denominada Anexo 31
Actualmente se inicia otra etapa que puede poner en riesgo la lograda Certificación en materia de IVA, y para ello la Autoridad ha iniciado los foros para hacer del conocimiento la nueva obligación a cargo de las IMMEX, por lo cual consideramos importante conocer un poco de esta nueva obligación, aclarando que también aplicará a aquellas empresas que no tengan la Certificación pero que estén dispuestas a garantizar el crédito.


El SAT, a través de sus administraciones correspondientes, elaboró un proyecto denominado Sistema de Control de Cuentas de Créditos y Garantías (SCCCyG), y que comúnmente conoceremos como “Anexo 31”, mismo que entrará en vigor el 01 de enero de 2015, siendo un mecanismo a través del cual la autoridad controlará y vigilará los saldos no retornados, tanto de activos como de insumos, sujetos al beneficio del Crédito que otorga la Certificación IVA e IEPS, o de las operaciones garantizadas, permitiéndole llevar un estado de cuenta por contribuyente de sus créditos y garantías.


Actualmente existe incertidumbre respecto a la forma de operar esta nueva obligación, y la industria maquiladora se pregunta: ¿Cómo se dará cumplimiento al Anexo 31?


Pues bien, de entrada no debemos perder de vista que esta obligación será una herramienta para que la autoridad pueda, en primer término, determinar el plazo del retorno de las mercancías importadas temporalmente, de acuerdo a cada régimen; en segundo, vigilar los plazos de retorno, y por último, actualizar y controlar los saldos de créditos y garantías en función de entradas y salidas.


Ahora bien, una empresa iniciará dando cumplimiento con un inventario inicial  al 31 de Diciembre de 2014, tanto de materia prima como de activo fijo, debiendo transmitirlo de manera electrónica, y con una fecha límite para proporcionarlo del 30 de Enero de 2015, o bien, 30 días posteriores al día siguiente de la aceptación para operar el esquema de garantías.


El cumplimiento al Anexo 31 por parte de la empresa, continuará con la obligación de proporcionar de manera electrónica, informes de descargo asociados a los llamados “destinos aduaneros” (pedimentos claves RT, F4, F5, V1 de exportación, K2, A3, A1, CTM, en su caso, los comprobantes fiscales que amparen la enajenación de las mercancías, así como a los avisos de donación y destrucción); los citados informes se presentarán mensualmente o bimestralmente para las empresas Certificadas en IVA e IEPS, a partir de la entrada en vigor de la certificación, y quincenalmente para quienes garanticen el interés fiscal, a partir  de la aceptación del esquema de garantías.

 

Anexo 31: obligación que se traduce en un nuevo reto
Las empresas que lograron obtener la Certificación en Materia de IVA e IEPS, se consideran de cierta forma confiables con respecto a aquellas que aún no la han obtenido, y en ese tenor el Anexo 31 puede representar para ellas una carga que duplica la obligación de su Anexo 24, sin embargo el Anexo 31 ya es una obligación inevitable, y nuevamente pone a las empresas en una situación difícil, incluso peligrosa con la que se deberán enfrentar. 


El reto para cumplir con la citada obligación es primeramente lograr reflejar un inventario inicial que sea correcto y adecuado, tanto de insumos como de activo fijo importado temporalmente, es decir, que ese inventario inicial sea el resultado de lo que físicamente mantiene la empresa, considerando siempre la cuestión documental respecto del destino final de lo que físicamente ya no se tiene, ya que de alguna manera la autoridad tendrá la oportunidad en el futuro de confirmar dicha información mediante un acto de fiscalización en materia de Comercio Exterior. 


Por otro lado, ese reto continúa con los citados informes de descargo, mismos que estarán íntimamente relacionados el inventario inicial, ya que esos descargos serán aplicados primeramente al inventario inicial que se haya manifestado. 


Consideramos trascendente esta nueva obligación, y reiteramos el especial cuidado que cada empresa debe poner respecto a la información que se trasmita para dar cumplimiento al inventario inicial, la finalidad es evitar inconsistencias que afecten los informes de descargo que se deban estar presentando, pues en palabras simples, la autoridad aplicará los descargos que la empresa informe primeramente al inventario inicial y, posteriormente, a lo que en 2015 se esté importando; utilizara también el método de primeras entradas primeras salidas.


Como siempre lo hemos manifestado, la autoridad cada día que pasa evoluciona en su forma de fiscalizar y en consecuencia implementa nuevas medidas, respaldando su proceder en reglas y lineamientos que son flexibles de modificar, y como ejemplo palpable tendremos el Anexo 31. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El Turismo como Sector Estratégico y de Impulso al Comercio Exterior de México

1/10
Please reload

síguenos
FONDO E26-02.png

¡Ya disponible

nuestra Edición 26!

  • YouTube - Black Circle
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

© 2019 Trade Law & Custom Magazine

¡Suscríbete a nuestra lista de contactos
y no te pierdas ninguna edición!