La seguridad, una inversión rentable para la industria automotriz

 

Lic. Carlos Eduardo Farfán Echeverri

2015

 

Hablar de la Seguridad como una inversión rentable, en un entorno empresarial que la competencia automotriz exige y se mide por los resultados en términos económicos, en términos de logro de objetivos orientados a captar mercados, a incrementar ventas, a generar excedentes, utilidades, podría resultar contrario respecto a denominar a la Seguridad como una inversión y no como un gasto, como suele suceder.

 

A un Director General, Presidente o Gerente de una organización empresarial no lo miden por lo segura que es su empresa.  Lo miden por las metas que logra alcanzar en términos de rentabilidad del negocio, por tanto, la Seguridad se convierte en un tema secundario, usualmente reservado a niveles de segunda o tercera línea dentro de las organizaciones.

 

Así las cosas, ¿de qué manera puede afirmarse y por supuesto sostenerse, que la seguridad es una inversión rentable?  Para ello es primordial entender cuál es el costo de la seguridad, pero antes que ello, hay que conocer, entender y comprender el costo de la No Seguridad.  Para lograr alcanzar un estado de eficiencia en las Organizaciones Empresariales, se requiere optimizar los costos, los tiempos y garantizar la continuidad y confiabilidad de la operación.  Pero estos dos últimos conceptos, continuidad y confiabilidad, no se logran si no se tiene un entorno seguro y una operación controlada que garantice la respuesta efectiva a la demanda proveniente del mercado.

 

Especialmente, en Organizaciones Empresariales que actúan dentro del marco de una cadena de suministro, bien sean estos, exportadores, importadores o cualquier actor de servicios asociados a la cadena de suministro, se enfrentan día a día a las amenazas que se ciernen sobre el comercio internacional.  El robo de la carga, la avería, la falta de entrega, la contaminación de la carga o de la unidad de transporte, el lavado de activos, etc., representan un reto para las operaciones de las empresas.

 

Lo anterior obliga a las Organizaciones, a realizar una evaluación constante de los riesgos y las amenazas, que les permita  anticiparse a la materialización de los riesgos y de igual manera, estar preparados para reaccionar en caso que el riesgo logre presentarse.  Allí precisamente es donde encontramos el elemento de entrada, el insumo que nos permite saber qué puede pasar, cómo puede pasar y por qué puede pasar.

 

Con base en esta información, respecto de qué, cómo y por qué puede pasar el riesgo, puede la organización cuantificar el costo de la No Seguridad.  Un ejemplo de lo anterior podría ser, analizar cuál es el impacto de una contaminación de la carga con narcóticos;  si mi carga hacia los Estados Unidos es encontrada con Clorohidrato de Cocaína,  voy a tener una multa de U$ 35.000 por cada kilo incautado.  Un caso típico, puede reportar incautaciones promedio de 100 o 150 kilos de la sustancia ilícita.  Por tanto, el costo de no tener medidas que eviten o mitiguen el riesgo de contaminación a la carga con narcóticos, seria de U$ 3.5 a U$ 5.25 millones de dólares; estas cifras por tanto, representan el costo de la No Seguridad, sin incluir por supuesto, los gastos legales para enfrentar la situación, la posible perdida del cliente por el incumplimiento en la entrega, el daño reputacional, la avería o perdida de los productos exportados.

 

Con base en este ejemplo, podría hacerse la ecuación, en el numerador colocamos el costo de la No Seguridad y en el denominador, el costo de la inversión que voy a realizar para evitar que este riesgo se presente. El resultado debe ser mayor a 1, para que sea rentable.

Pero la rentabilidad en la inversión no solo puede evidenciarse cuando se materializa un riesgo, se vuelve objetiva y cuantificable cuando calculamos cuánto se tarda mi exportación en cruzar la frontera hacia el país de destino, pasando o no, por un carril FAST.  Si soy seguro y estoy certificado NEEC, voy a cruzar por el carril FAST, si no lo soy, paso por los carriles normales, tardándome más tiempo, con mayores costos y con mayores inspecciones.

 

Sobre este ultimo punto, las inspecciones, uno de cada 55 contenedores marítimos son inspeccionados para una empresa C-TPAT, mientras que 1 de cada 11 contenedores de una empresa no C-TPAT son inspeccionados.  De igual manera, 1 de cada 6,5 cajas son inspeccionadas , frente a 1 de cada 1,4 de una empresa no CTPAT son revisadas.  Obviamente estas cifras incluyen revisiones documentales también, pero que afectan la velocidad de la Cadena de Suministro.  Las menores revisiones, generan importantes ahorros en tiempo y en dinero, haciendo mas rentable la inversión en Seguridad.

 

Pero no puede dejarse de mencionar un aspecto fundamental en el cual las organizaciones invierten importantes recursos en materia de Seguridad;  el control sobre el Recurso Humano.  La inversión en estudios socioeconómicos, visitas domiciliarias, pruebas antidoping y otros controles orientados a garantizar la confiabilidad de los colaboradores de una organización, generan mayor estabilidad en el personal, mejor desempeño, menor rotación de personal, menores casos de fraude y por supuesto también, una mayor conciencia en los empleados respecto a la Seguridad y sus beneficios.

 

Las organizaciones más rentables, usualmente también son las más seguras; en consecuencia, si queremos que nuestros productos lleguen al lugar indicado por el cliente, en el momento indicado, en la condición deseada y que esa operación sea rentable, tenemos sin duda, que asegurar la cadena de suministro y nuestros productos.  La Seguridad es una inversión rentable.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El Turismo como Sector Estratégico y de Impulso al Comercio Exterior de México

1/10
Please reload

síguenos
  • YouTube - Black Circle

Si quieres leer los

artículos de nuestra edición

¡Suscríbete! o adquiere la

Versión Digital

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

© 2019 Trade Law & Custom Magazine

¡Suscríbete a nuestra lista de contactos
y no te pierdas ninguna edición!