Anexo 24, evolución y retos

 

Lic. Guillermo Jiménez Mendoza 

2015

 

En el esquema de la Industria Maquiladora como tal, siempre ha existido la obligación de comprobar la salida de los insumos importados temporalmente en los términos legalmente otorgados, es a partir de que la responsabilidad se le otorga directamente al importador, cuándo es incluido en el Artículo 59 de la Ley Aduanera la obligación de llevar un Sistema de Control de Inventarios Automatizado y vinculándolo a las especificaciones del Anexo 24 de las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior que empieza la preocupación de las empresas y el nacimiento de aquellas que se dedicaron a comercializar la herramienta, para cubrir, por una parte, el requerimiento de la autoridad hacia los importadores y por otra con el fin de establecer la generación de empresas especializadas en éste tipo de sistema.

 

Recordando que el primer Anexo 24 venía desde la perspectiva de la industria farmacéutica y que nos pedía datos como el peso molecular, es que tanto las empresas que se empezaron a dedicar a esta actividad, la industria maquiladora y la misma autoridad empiezan con el proceso de adecuación y de transformación del Anexo, para adecuarlo lo más posible a la realidad.

 

Muchas cosas han cambiado, no tanto en el Anexo como tal, sino en la operación de las empresas y la necesidad de modificar los sistemas con el fin de cumplir con los lineamientos de ley, establecer mecanismos que faciliten la operación de la planta, buscar la congruencia de inventarios físicos como en el sistema y establecer mecanismos automatizados para compartir la información entre producción, almacén, agente aduanal y la autoridad.

 

En esta búsqueda de la eficiencia, muchas empresas dedicadas a la venta del sistema se fueron quedando en el camino, ya sea porque no adecuaron su producto a los nuevos requerimientos, no establecían mejoras en lo operativo, no estaban diseñadas para un manejo sencillo para el usuario o de plano no hacían lo que se supone debían hacer. 

 

En un hecho que aún hoy en día el Anexo 24 sigue siendo el hoyo negro de la operación y mucho es porque los sistemas están basados en algo que es estático en el Anexo 24, el BOM.  Es sabido por todos que en las líneas de producción pueden ser usados números alternos sin necesidad de hacer una modificación al BOM y mucho menos generar un cambio de ingeniería, esas modificaciones pueden ser incluso sólo unas horas o en un lote, pero por los grandes volúmenes pueden significar grandes diferencias de inventarios. Otro factor es el desperdicio generado en la misma línea que puede no ser reportado del MRP/ERP al Anexo 24 o que desde el momento que se surte el material de almacén a la línea ya se entrega con un porcentaje de desperdicio que no lo tenemos considerado en el BOM. O sea que en lugar de entregar 100 de una parte, entregamos 110 porque así esta determinado en el sistema de producción. 

 

No es sólo una cuestión de poner cientos de similares en el Anexo 24 para eliminar el problema, si bien es cierto que lo puede ayudar a mitigar, no es la solución final. Tenemos que buscar la conexión total entre toda la operación, desde como se hace la importación de las partes y necesitamos formularnos una serie de preguntas esenciales, como por ejemplo: 

 

¿Compartimos la información con nuestro AA antes de ser importado el material?, ¿Cómo transferimos esa información?, ¿Antes de que llega o hasta que llega?, ¿Ya con la información para efectos aduanales o sin ella?, ¿Nuestros procesos de recibos están ligados hacia la información declarada?, ¿Cómo, Cuándo y a Quién reportamos las discrepancias?, ¿Qué hacemos con esos reportes?, ¿Qué importancia le damos a los resultados de los conteos cíclicos y los reportes de ajustes de inventario?, ¿Cuántas veces los revisamos y cómo los conciliamos?, ¿Cómo actualizamos la información del Anexo 24 con nuestro MRP/ERP?, ¿Cómo nos enteramos de los cambios en BOM ya sea por ECO o aquellos que no requieren un ECO y por ello no se cambia en BOM en el MRP/ERP?, ¿Cómo y Cuándo comparamos y cuadramos los inventarios?, ¿Nuestro MRP/ERP nos da un reporte explosionado a nivel MP de todos los FG y Sub-ensambles para comparar manzanas con manzanas?

 

Pudiéramos seguir con preguntas como las arribas mencionadas y haríamos éste artículo extremadamente extenso, pero son sólo una pequeña parte de lo que al menos de inicio debiéramos de cuestionarnos. Mención aparte merece el activo fijo, importaciones definitivas y compras nacionales, que necesitan atención especial y establecimiento de reglas y procedimientos específicos, para el control y separación.

Recordemos la importancia que ha ido adquiriendo el contar con un Anexo 24 actualizado y que nos permita estar preparados para enfrentar una revisión de operaciones de Comercio Exterior, poder demostrar a la autoridad que las mercancías importadas temporalmente están retornando al extranjero dentro de los plazos indicados en las disposiciones legales, ya sea 18, 12, 9 o inclusive 36 meses. Asimismo y derivado de la certificación IVA que nos obligarán a presentar reportes mensuales o bimestrales de importaciones y retornos al extranjero. Ahora bien, si se trata de empresas que en lugar de contar con la Certificación para efectos de IVA, son empresas que aplicaron la garantía, con mucha mayor razón deberán tener un control que permita demostrar que los insumos importados, sujetos a la garantía, ya fueron exportados y por lo tanto se liberé la proporción correspondiente a dichos insumos.
 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El Turismo como Sector Estratégico y de Impulso al Comercio Exterior de México

1/10
Please reload

síguenos
  • YouTube - Black Circle

Si quieres leer los

artículos de nuestra edición

¡Suscríbete! o adquiere la

Versión Digital

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

© 2019 Trade Law & Custom Magazine

¡Suscríbete a nuestra lista de contactos
y no te pierdas ninguna edición!