Medidas del G-20 para facilitar las importaciones con restricciones generalizadas al comercio

Las medidas restrictivas de las importaciones introducidas por el Grupo de las 20 economías más importantes (G-20) siguen abarcando una proporción creciente del comercio, pero el último informe de la OMC de vigilancia de las medidas comerciales (el primero en abarcar un período que coincide con la pandemia de coronavirus) apunta a que hay medidas importantes para facilitar las importaciones, incluidos productos relacionados con la COVID-19. Durante el período de examen, que va de mediados de octubre de 2019 a mediados de mayo de 2020, las economías del G-20 aplicaron 154 nuevas medidas comerciales y relacionadas con el comercio, 95 de ellas para facilitar las importaciones y 59 para restringirlas. De estas medidas, 93 (en torno al 60%) estaban vinculadas a la pandemia de COVID-19.


Las nuevas medidas de restricción de las importaciones no relacionadas con la pandemia abarcaron un comercio de mercancías por un valor estimado de 417.500 millones de dólares de los EE.UU., la tercera cifra más alta registrada desde mayo de 2012. Los aumentos de los aranceles, las prohibiciones de importación, los procedimientos aduaneros más estrictos, los derechos de exportación y otras medidas de ese tipo introducidas durante el período de examen afectaron al 2,8% del comercio del G-20. Mientras tanto, el número de medidas de restricción de las importaciones aplicadas desde 2009 y que siguen en vigor sigue aumentando, y se estima que afecta ahora al 10,3% de las importaciones del G-20 (1,6 billones de dólares de los EE.UU.).


Sin embargo, en el informe de la OMC también se encuentran pruebas de que se han dado pasos hacia una mayor apertura de las políticas comerciales en todos los sectores, incluidos los bienes, los servicios y la propiedad intelectual.


Las nuevas medidas de facilitación de las importaciones, como la reducción de los aranceles, la eliminación de los impuestos de importación y la reducción de los derechos de exportación, abarcaron un comercio estimado en 735.900 millones de dólares de los EE.UU., sin incluir las políticas relacionadas con la pandemia. Esta cifra es la más alta registrada desde 2014, y es muy superior a la cobertura comercial de 92.600 millones de dólares de los EE.UU. de medidas de facilitación de la importación registrada durante el período de vigilancia anterior, de mayo a octubre de 2019.


En el brote inicial de COVID-19 muchos gobiernos introdujeron restricciones comerciales, y más del 90% de ellos prohibieron la exportación de productos médicos, como mascarillas quirúrgicas, guantes, medicamentos y desinfectantes. Desde entonces, las economías del G-20 han derogado el 36% de esas restricciones. También han reducido las barreras a las importaciones de muchos productos relacionados con la pandemia. A mediados de mayo de 2020, 65 de las 93 medidas comerciales relacionadas con la pandemia que se aplicaron durante el período de vigilancia, es decir, alrededor del 70%, eran de carácter facilitador del comercio. Podría considerarse que las 28 medidas restantes, el 30% del total, tienen efectos restrictivos del comercio.


En sus comentarios sobre el informe, el Director General Roberto Azevêdo dijo:


"Los niveles históricamente elevados de medidas de restricción del comercio siguen siendo motivo de preocupación, sobre todo en un momento en que el comercio y la inversión internacionales serán decisivos para reconstruir las economías, las empresas y los medios de vida en todo el mundo. Dicho esto, también vemos algunos indicios alentadores: desde 2014 no se han aplicado medidas de facilitación de la importación durante un solo período de vigilancia que abarquen más comercio.


"Hay indicios de que las medidas de restricción del comercio adoptadas en las primeras etapas de la pandemia están empezando a retroceder. No hay lugar para la autocomplacencia: el aprovechamiento de estos indicadores positivos exigirá esfuerzos constantes y liderazgo, empezando por el G-20. Las circunstancias excepcionales requieren respuestas excepcionales, y es el momento de que los gobiernos del G20 trabajen juntos para facilitar una recuperación económica rápida e inclusiva".


El informe -el 23º de una serie que se remonta a la crisis financiera mundial de 2009- fue el primero que se preparó con el telón de fondo de la pandemia COVID-19. El impacto total del brote viral y las medidas de bloqueo conexas todavía no se reflejan en las estadísticas comerciales, pero según los datos de la OMC publicados el 22 de junio, el comercio mundial cayó bruscamente en el primer semestre del año.


Además de los detalles sobre las medidas comerciales aplicadas durante el período de examen, el informe, de conformidad con su mandato, proporciona detalles sobre las medidas generales de apoyo económico adoptadas por los gobiernos. En el nuevo informe también se describe el número y el alcance sin precedentes de las medidas de apoyo de emergencia introducidas en respuesta a la perturbación económica y social causada por la pandemia de COVID-19.


La mayoría de las 468 medidas de apoyo económico relacionadas con COVID-19 identificadas parecían ser de carácter temporal e incluían una amplia gama de programas de apoyo, préstamos, garantías de crédito y paquetes de estímulo. Varias de las medidas eran subvenciones únicas, otras incluían desembolsos escalonados a lo largo de un período de unos pocos meses hasta un máximo de tres años. Algunas de esas medidas forman parte de programas de rescate de emergencia cuyo valor colectivo supera varios billones de dólares de los EE.UU.


Los informes de vigilancia del comercio de la OMC han sido preparados por la Secretaría de la OMC desde 2009. Los miembros del G20 son: Alemania; Arabia Saudita; Argentina; Australia; Brasil; Canadá; China; Federación de Rusia; Estados Unidos; Francia; India; Indonesia; Italia; Japón; República de Corea; México; Reino Unido; Sudáfrica; Turquía; y la Unión Europea.


Fuente: Organización Mundial del Comercio


  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

© 2019 Trade Law & Custom Magazine

¡Suscríbete a nuestra lista de contactos
y no te pierdas ninguna edición!