"La segunda ola está en nuestras manos" - La OMS sobre COVID-19

Los gobiernos que suavizan las restricciones de bloqueo se enfrentan a un nuevo reto: cómo prevenir un rebote en la transmisión. Dadas las muchas incógnitas que rodean a COVID-19, en los próximos meses será clave un enfoque vigilante y gradual, dijeron funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en una rueda de prensa en Ginebra el lunes.


COVID-19 es un nuevo coronavirus y su comportamiento aún no se conoce realmente, reiteraron los funcionarios.


Los cierres ayudan a suprimir la propagación de la enfermedad impidiendo su capacidad para encontrar nuevas víctimas, dijo Michael J. Ryan, Director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS. "Al hacer eso, estás poniendo esa presión en la capacidad del virus para sobrevivir".


Añadió: "Creo que es muy lógico que si levantas esa presión demasiado rápido, el virus puede saltar de nuevo".


Ese rebote podría ocurrir en cualquier momento si no se toman medidas para evitarlo. "No sabemos lo que va a pasar en dos, tres, cuatro o cinco meses cuando podamos ver un resurgimiento de la enfermedad."


Dadas las incógnitas, predecir la mejor estrategia de salida puede ser difícil, dijeron los funcionarios. Muchos expertos están de acuerdo en que aún se deben evitar las reuniones masivas, explicó Ryan. Pero otras cuestiones relativas a cuándo ciertos trabajadores pueden volver a sus puestos de trabajo y qué partes de la economía deberían reabrirse primero son más difíciles de responder. "No sabemos con certeza cuáles son las medidas que resultarán en una estrategia de salida exitosa".


Las localidades deben observar de cerca a sus poblaciones, considerando cómo proteger a sus más vulnerables, y tomar decisiones basadas en su contexto específico, dijo Ryan.


La relajación de las restricciones debe complementarse con medidas de higiene, distanciamiento físico y participación de la comunidad. En cuanto a la salud pública, la vigilancia, la localización de casos, el rastreo de contactos y la cuarentena seguirán siendo esenciales.


"La segunda ola está en nuestras manos", dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General.


Incluso mientras las comunidades establecen salvaguardias para fortalecer sus sistemas de salud y actúan con cautela, "nada es seguro", dijo Ryan, "por eso estamos observando muy de cerca a todos y cada uno de los países para ver qué lecciones se están aprendiendo y nos aseguraremos de que esas lecciones se compartan entre los países".


"A los cuatro meses de una pandemia mundial, una gran proporción de la población sigue siendo susceptible". —Dr. Maria Van Kerkhove, Jefa Técnica de la OMS


Los primeros resultados de los datos de seroepidemiología han empezado a mostrar el alcance de la infección en personas que pueden haber sido pasadas por alto por las medidas de vigilancia, dijo la Dra. Maria Van Kerkhove, jefa técnica de la OMS. Esta herramienta está ayudando a los expertos a detectar los niveles de anticuerpos en esos individuos, dijo.


Los resultados disponibles actualmente sugieren que hay muchas más personas a las que la enfermedad puede infectar, dijo Van Kerkhove, lo que hace aún más importante que las comunidades se mantengan vigilantes para identificar los casos y erradicarlos rápidamente.

"Es importante que entendamos que en este momento, a cuatro meses del inicio de una pandemia mundial, una gran proporción de la población sigue siendo susceptible", dijo Van Kerkhove.


Fuente: Foro Económico Mundial

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

© 2019 Trade Law & Custom Magazine

¡Suscríbete a nuestra lista de contactos
y no te pierdas ninguna edición!