La OMC examina las repercusiones de la pandemia de COVID-19 en las pequeñas empresas

La Secretaría de la OMC ha publicado una nota informativa en la que se analizan los efectos de la pandemia de COVID-19 en las microempresas y pequeñas y medianas empresas (MIPYME). Se señalan los efectos que producen en las MIPYME las perturbaciones en las cadenas de suministro y el grado de representación de las empresas más pequeñas en los sectores económicos más perjudicados por la crisis.


En el informe se señala que las perturbaciones de la cadena de suministro pueden tener un efecto particularmente grave en las MIPYMES porque abastecerse de nuevos proveedores o absorber los aumentos de precios es más difícil para una empresa más pequeña con opciones de suministro y capital limitados.


El informe examina una amplia gama de medidas adoptadas por los gobiernos para apoyar a las MIPYMES. Entre ellas figuran medidas para abordar los problemas de flujo de efectivo, ampliar las oportunidades comerciales de las MIPYMES y hacerlas más resistentes. Según el informe, a finales de abril de 2020, 44 miembros de la OMC habían introducido esas medidas.


En la nota se describe la forma en que el comercio internacional ofrece a las MIPYMES oportunidades para diversificar las corrientes de ingresos y navegar mejor por la crisis de COVID-19.


Se señala que la labor de la OMC puede apoyar a las pequeñas empresas promoviendo la importancia de la transparencia, facilitando el intercambio de prácticas óptimas, destacando la necesidad de un mayor acceso a la financiación del comercio y alentando la plena aplicación del Acuerdo de Facilitación del Comercio de la OMC.


Puntos clave


  • Las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) son la columna vertebral de muchas economías, ya que representan el 95% de todas las empresas del mundo y el 60% del empleo. Muchas MIPYME dependen del comercio internacional para sus actividades, ya sea porque exportan sus productos por canales directos o indirectos, o porque importan insumos para fabricar los productos que venden en el país. Son importantes empleadores de mujeres y jóvenes, y un motor clave de la innovación.


  • Las PYMES están especialmente expuestas a las repercusiones económicas de la pandemia COVID-19 debido a los limitados recursos financieros y capacidad de endeudamiento, así como a su desproporcionada presencia en los sectores económicos afectados por las medidas de distanciamiento social y las perturbaciones del transporte. Las MIPYME también están particularmente expuestas a las restricciones comerciales de los productos agrícolas.


  • En los casos en que las MIPYMES están muy integradas en las cadenas mundiales de valor, las perturbaciones de la cadena de suministro pueden crear un riesgo existencial para los importadores y exportadores de MIPYMES, ya sea por la escasez de piezas necesarias o por las perturbaciones de la demanda.


  • Los problemas relacionados con la pandemia se suman a los obstáculos comerciales ya conocidos con que tropiezan las MIPYME y, por consiguiente, socavan los progresos hacia un comercio más integrador.


  • Los gobiernos han introducido principalmente medidas urgentes de estímulo y apoyo a las MIPYMES, como el apoyo a la liquidez para hacer frente a los problemas de flujo de efectivo, con el fin de preservar los puestos de trabajo y garantizar la continuidad de las empresas, así como medidas para ampliar las oportunidades comerciales de las MIPYMES. Unos pocos gobiernos también han introducido medidas destinadas a desarrollar la capacidad de recuperación de las MIPYMES y a fomentar su capacidad para superar las futuras perturbaciones de la demanda y las cadenas de suministro.


  • Para limitar los efectos de la crisis actual en las MIPYMES y aumentar su capacidad de recuperación, es fundamental que las MIPYMES tengan un mejor acceso a la información reglamentaria y de mercado y a una financiación comercial asequible, así como a procedimientos y requisitos aduaneros racionalizados. Un mayor uso de las herramientas digitales y el comercio electrónico también beneficiaría a las MIPYMES.


  • La OMC puede contribuir a apoyar a las MIPYME de varias maneras, por ejemplo: mediante mecanismos de transparencia en los comités y órganos de la OMC, así como en el Grupo de Trabajo oficioso sobre las MIPYME; mediante el intercambio de buenas prácticas en lo que respecta a las medidas de apoyo a las MIPYME; mediante la plena aplicación del Acuerdo de Facilitación del Comercio; mediante la continuación de los esfuerzos por mejorar el acceso de las MIPYME a la financiación del comercio; mediante el aprovechamiento de mercados de adquisición transparentes, justos y abiertos; y mediante el apoyo a las iniciativas de digitalización del comercio, en particular mediante la elaboración de normas de comercio electrónico.

Fuente: OMC


  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

© 2019 Trade Law & Custom Magazine

¡Suscríbete a nuestra lista de contactos
y no te pierdas ninguna edición!